alt-21-dias-libres-2
#reto21diasdefotografia, Fotografía, Inspiración, Lifestyle

21 días libres – Parte I

Bueno, ya va siendo hora de que os cuente, la chuminada que me ha pasado, pero que, para mí, ha supuesto la putada del siglo…y como me ha supuesto una verdadera jodienda, vamos a titular este post tal y como os dije…

… “yo, y mi mala suerte”…

Supongo que recordareis ese 1 de septiembre, en el que junto a la foto del Rubio metido en remojo hasta la cintura, y Kinta subida a su hombro, yo manifesté, lo mucho que me deprimía rellenar la agenda anual, ese día…pues tal y como preconizan las ciencias esotéricas, la bioenergética y la sabiduría china, hay que pensar siempre en positivo, porque las malas energía, atraen a las malas energías, por lo que si yo iba con el bigote “pa arriba” era obvio que algo chungo estaría por llegar, porque en lugar de aterrizar en la playa limpia y pura de mal humor, llegué con una bola negra sobre mi cabeza, que atraía hacia ella, todas las malas ondas que me rodeaban.

alt-21-dias-libres-4

Pues eso, allí que llegamos, plantamos nuestras sombrillas, pusimos las toallas sobre la arena, y nos dispusimos a pasar un buen ratito de playa…todo parecía normal…Kinta jugaba con sus amig@s, yo tomaba el sol y el Rubio pasaba el rato con el agua al cuello…el día estaba estupendo…llegó la hora de comer, nos zampamos nuestros bocatas y, para sestear un poco, nos dispusimos a estirar bien las toallas…yo estaba sentada en la mía, la cual estaba llena de arena, por culpa de Kinta, que no había parado de dar la lata alrededor de los ya comidos bocatas, así que alardeando de mi agilidad, propia de una veinteañera, decidí levantarme dando un saltito…así que, anclé una mano en la arena para que me sirviera de trampolín, y cual bailarín de break dance, pivoté sobre el brazo mientras me levantaba y, claro está, se me enredó la toalla en el pié, y por no aplastar a la perra que andaba por allí, hice una postura imposible, y acabé cayendo con todo el peso de mi cuerpo sobre el dedo gordo del pie, en postura garra, escuchando un CLAK como si hubiera pisado una caña….

alt-21-dias-libres-1

“¡¡¡Ahhhh, ostias nene, ay ay ay…que dolor!!! está roto te lo juro, ay ay ay, muero, que se me baja la tensión…( todo esto era mientras me revolcaba por la arena, como si el retoce me fuera a quitar el dolor de la muerte que estaba sintiendo)…ay ay ay…bufff nene te lo juro que está roto”…“anda ya mujer, que no, que eso es el golpe”… “nene, que no, que lo he escuchado romperse”…y bueno, con este debate absurdo, seguí allí revolcada, mientras trataba de reponerme…a partir de ese momento el corazón bajó al dedo, y lo estuve sintiendo ahí, calentito y contundente hasta bien entrada la noche.

Visto el plan, cuando pasó un rato y yo no me reponía, recogimos los bártulos, y nos fuimos a casa, acompañándome por cierto, una sexy cojera que me hacía mover el culete más de la cuenta.

Al llegar a casa, me duché como pude y decidí dejar reposar el pie durante esa tarde, con la esperanza de que solo fuera el golpe y a la mañana siguiente, estuviera mucho mejor…JA!!! no te lo crees ni tú, a la mañana siguiente, nada mas bajarme de la cama, el corazón volvió a descender a los infiernos y a golpearme con fuerza mi pobre dedito, así que nos fuimos a urgencias.

alt-21-dias-libres-2

Una vez allí, cuando me tocó mi turno y entramos a la consulta, la médico me pidió que me sentara sobre la camilla, y colocará también el pie sobre ella, a lo que yo obedecí de inmediato, observando con estupor, que el dedo, ¡¡¡¡lo tenía NEGRO!!!!…miré con cara de susto al Rubio y pensé… “¿¡¿pero cuando coño se ha puesto este dedo así!?!”…la médico lo miró y me dijo… “sí, tienes un derrame, así que te tengo que hacer una radiografía, porque si fuera otro dedo te diría que no hay nada que hacer a excepción de unírtelo al de al lado, pero el pulgar es otra cosa” a lo que yo dije… “¿¿a sí??”…y ella dijo… “sí, es el único dedo que importa…de hecho es el que, dependiendo de la rotura, se ponen agujas, o se ESCAYOLA…YOOOLAAA, YOOOOLAAAA, OLAAAAAA, OOOOOOOLAAAAAAAAA“…sí, eso fue lo que yo escuché en mi mente, un eco que retumbó en mi cabeza, y que focalizó toda mi atención hacia esa palabra maldita…

…unos sudores fríos me cayeron por la frente y mientras me sentaba en la silla, le dije con los ojillos húmedos…”a ver, le explico…soy autónoma, así que, tristemente, no puedo estar indispuesta, enfermar y ni muchísimo menos lesionarme, por lo tanto, confío plenamente en sus facultades y capacidades médicas para que, en el tiempo en el que yo me hago la radiografía, sea usted capaz de buscar alternativas a la inmovilización total de mi pierna, en el caso de que haya una rotura y esta lo requiera”…la médico me miró y me dijo… “ya veremos”.

alt-21-dias-libres-5

Así que me fui cabizbaja a rayos, me hicieron la radiografía y volví a la sala de espera a esperar (válgame la redundancia) a que me llamasen para darme la fatídica noticia. Aquella espera fue la tortura del siglo, una pura angustia equiparable a los cinco minutos del Predictor…

…ya por fin, mi nombre salió en la pantallita y entré con el corazón a mil…me senté justo enfrente de ella y detrás de la pantalla del ordenador, en la que ella veía lo que pasaba dentro de mi dedito y, con carita de perrito callejero le dije… “¿¿¿que???”…a lo que ella respondió…

… “pues sí, sí está roto”…

…en mi mente yo grité un “NOOOOOOOOO!!!!” mientras reproducía clásica imagen en la que la actriz se deja caer sobre las rodillas…

alt-21-dias-libres-6

En ese momento empezaron a asaltar mi cabeza, un millón de cosas que tenía por hacer, y que anteriormente no habían sido lo suficientemente importantes como para plasmarlo en mi agenda…pero que en aquel momento se convirtieron es cosas de prioridad máxima, por no hablar del trabajo y la cantidad de sesiones que tenía cerradas y que además eran inamovibles…entonces la médico se apiado de mi alma y me dijo… “bueno, con una inmovilización creo que habrá bastante, te pondremos un vendaje y no lo apoyes”…

…¿¡¿¡¿que, que?!?!? ¿¡¿¡que no lo apoye?!?! ¿¡¿¡pero esta mujer no sabe que la postura fotográfica por excelencia, es la de en cuclillas?!?! ¿¡¿¡Ains dios como voy a hacerlo todo, apoyada en una sola pierna?!?!?

¡¡¡QUE PUTADA!!!

Madre mía, por desgracia, sé lo que es eso de tener operativa tan solo una pierna, por la lesión que tuve de rodilla y desde luego, no es precisamente fácil.

alt-21-dias-libres-3

Así que, pasé a la sala de curas, me plantaron el vendaje, y salí del hospital descalza porque no podía ponerme la chancla.

Y aquí estoy, con el dedo negro, el culo cuadrado y una ansiedad del copón, por no poder hacer mi vida normal…porque claro, el mal cuerpo no solo es por lo grave del asunto, como es el trabajo, son también las nimiedades, que queréis que os diga, joroban un montón…porque mi zapatero se ha reducido al 5%, por ende, tambien mi vestuario, el aseo un coñazo, la peligrosidad aumenta, porque claro los porrazos van todos al mismo sitio, y con una perrita loca y un marido poco cuidadoso, ya han caído algún que otro golpe inapropiado…en fin, que este es mi fin de vacaciones e inicio de septiembre…

¡¡¡estoy que lo peto!!!

alt-21-dias-libres-7

Y bueno, hasta aquí mi historia de como absurdamente me rompí el dedo y me jodí el mes…en próximos capítulos, “la chica de la flor en el culo” porque como dice mi camparinagreen, el día que acabe la mala racha, y empiece la buena, esto va a ser un no parar.

Entrada anterior Entrada siguiente

Puede que también le interese...

1 Comentario

  • Responder lalibretaroja 5 septiembre, 2016 a 11:59

    Anda, ¡qué mala suerte!
    En nada volverá todo a la normalidad, ahora a intentar tomarlo con filosofía, que es difícil. Mucho ánimo y paciencia

  • Dejar una respuesta