alt-21-dias-sin-reglas-9
#reto21diasdefotografia, Fotografía, Inspiración, Lifestyle

21 días sin reglas – Parte II

¿¿Que hacen una asturiana, dos vascas, una pacense afincada en MadriZ y una andaluza??

Pues podría ser el inicio de cualquier chiste poco elaborado, pero no, este batiburrillo de procedencias no es mas que una amistad que ha sobrepasado con creces, el mundo 2.0.

Porque allá por el mes de febrero, lo que empezó como un grupo para una consulta fotográfica, acabó siendo una conversación eeeteeeeeerna de temas poco relacionados con la fotografía, para pasar a ser nuestra base de operaciones, nuestra olla a presión de planes e ideas, nuestro lugar de encuentro, nuestro café virtual en el que volcamos nuestras alegrías, penas, proyectos o preocupaciones.

alt-21-dias-sin-reglas-14

Y a día de hoy digo…si esto me lo hubieran contado hace ocho meses, hubiese dicho… “si claro, hacer amigas por internet…¿¿se puede ser mas friki y más paria??” Pues ya veis, para darme de bruces con la realidad y hacerme ver que jamas de los jamases se deben poner barreras o cerrar puertas, el ciberespacio me las plantó en mi camino, para hacerlas formar parte de mi vida. Y se puede llegar a pensar…bueno amigas, amigas…pues sí, AMIGAS….porque siempre, siempre están ahí…porque solo me hace falta decir “chicas os necesito…” y en escasos minutos las tengo a todas diciendo “que te pasa” o “que necesitas”…porque son sinceras y me dicen las cosas tal cual son, aunque no me guste (eso si, tratando siempre de no hacerme daño), porque dedican me dedican su tiempo, piensan en mi, me escuchan, me hacen reír…me hacen feliz…así que, no me hace falta nada mas, para llamarlas a boca llena AMIGAS.

Y como ya os he dicho que somos “todas a una como Fuenteovejuna”, cuando Victoria soltó el perdigonazo, de organizar un InstaMeet en el finde que nos reuníamos en Madrid, allá que saltamos todas a la piscina, sin ni tan siquiera mirar si estaba llena o vacía. Obviamente, cuando habían pasado dos o tres días desde que lanzamos la noticia, nos dimos cuenta que Instagram es una piscina llena, llena de gente fantástica con la que compartimos no solo afición sino ratos maravillosos y que, como nosotras, tienen un pequeño cortocircuito, que hace que no les parezcan raras estas cosas, y se lanzan de cabeza ante tales propuestas…así tan felices…y más felices nosotras, si cabe, al ver como os apuntabais dejando atrás vuestro corte, timidez o vergüenza, hasta el punto de llenar el aforo…no nos lo podíamos creer…lo estábamos flipando….bueno creo que a día de hoy todavía lo estamos flipando…

alt-21-dias-sin-reglas-8

…he de reconocer, que conforme os ibais apuntando, el tema empezó a ejercer un poco de presión sobre nosotras…erais much@s y ese encuentro tenía que salir bien, así que centramos todas nuestras energías en ello, y bueno, no sé si habrá sido el mejor InstaMeet del mundo, probablemente no, pero lo que no hay lugar a dudas, es que para nosotras si lo ha sido, y que lo preparamos con todo el cariño, esmero y dedicación del mundo…¿¿fallos?? Seguro…¿¿cosas a mejorar?? Miles, pero así es como se aprende, ¿¿no?? Ya tenemos un montón de ideas, y manera de mejorar para la siguiente…porque no creeréis que estas mentes inquietas ya están en modo off, ¿¿no?? Para nada, se ha abierto la caja de Pandora, y ya no hay quien nos pare…así que dejándoos así, con toda la intriga, os voy a contar un poco, así por encima, lo que fue el finde en la capi.

El viernes bien tempranito cogí mi maletón, porque por lo visto no se hacer maletas pequeñas, y me planté en Sevilla para coger el AVE hasta Madrid, muerta de nervios y con un nudo en el estómago por todo lo que estaba por llegar…esta vez estaba todo controlado…biodramina a cascoporro y un viaje mas cortito y fácil que hacía mas complicado eso de padecer imprevistos…

alt-21-dias-sin-reglas-10

…en un par de horitas me bajé del tren en una capi que se movía a tres mil revoluciones por minuto y que llevaba un ritmo frenético, pero a la que se le coge el gustillo rápido…después de pasar una pequeña odisea para coger un taxi, porque claro, me veían la pintilla de cateta y nadie me había explicado el sistema para coger un taxi en Atocha, me rescató una taxista majísima y llegué a mi destino.

Allí me esperaban Victoria y Eider (Moli)…la autóctona y la primera en llegar…después de abrazos y besos miles, nos pusimos de charleta a esperar nuestra rubia favorita, Bea y a la otra mitad del tándem vasco, Olatz (Oli)…diré que aunque no hay comparación posible a mirarse a los ojos, dar un abrazo, o sentir el contacto de la piel, aquel encuentro fue como continuar una de nuestras conversaciones de whatsapp…como si nos hubiéramos visto ayer mismo, como si fuéramos compañera de piso, o amigas desde la infancia…eran mis muditas.

alt-21-dias-sin-reglas-9

Esa tarde, Victoria nos tenía concertada una cita para que nos pusieran las uñas bonitas para nuestro finde loco…lógicamente, podríamos haber ido a cualquier salón de belleza mega cool de la zona centro, pero no, a nosotras nos van las cosas especiales, con esencia…

…así que fuimos a un chino…

…si si, un chino…cuando entramos es ese local de decoración imposible, lleno de cerámicas varías, guirnaldas de hojas secas y sofás de abuela con tapete de ganchillo incluido, pensé… “¡¡¡como mola!!! esto solo pasa en la capi” …un señor mayor salió a recibirnos, y nos distribuyó entre él, su ayudante con pelos a lo loco y los sofás de abuela…aquello era digno de ser fotografiado y retransmitido por todos los canales habidos y por haber.

Cuando me tocó sentarme con la ayudante de pelos a lo loco, esta me hizo una manicura perfecta con un estupendo masaje final, para después pasarme con “el maestro”…sí, sí, aquel señor mayor, que nos miraba por encima de las gafas, me cogió las manos, y como si de una vajilla de porcelana china milenaria se tratase, me pintó las uñas como nunca nadie lo había hecho antes…quien me iba a decir a mi, que aquel señor con manillas un poco artríticas, era el Leonardo da Vinci de la manicura…así que con una nueva lección aprendida de “las apariencias engañan” salimos de allí como una divas y con unas manicuras perfectas.

Toda una tarde de charleta, paseito con mojito incluido por Chueca, videos haciendo el tonto, para terminar de destrozar definitivamente nuestra reputación, cenas cuquis y risas, muchas risas, fue el resumen de un viernes perfecto que, como no, se hizo corto, muy corto.

alt-21-dias-sin-reglas-13

A la mañana siguiente había que madrugar, cosa que no hizo que nos acostáramos temprano, porque tal cual estaba previsto, no cerramos los ojos hasta las cuatro de la mañana, pero bueno, nada que un buen antiojeras y colorete no pudiese arreglar, así que después de correr por la casa, pásame el secador, déjame la crema y no encuentro la camiseta, conseguimos salir de nuestro centro base, ya con el taxi esperando y el taxímetro en marcha.

Mas nervios imposible cuando os vimos a tod@s esperando en la puerta…¡¡¡madre mía, que de gente!!!…

…besos y achuchones…besos y más achuchones…¡¡¡que maravilla eso de desvirtualizar!!!

Un desayuno fantástico nos esperaba en el Gigi Meet Me Bar, donde nos trataron de maravilla y charlamos como si nos conociéramos de toda la vida ( uy me ha salido un pareado).

alt-21-dias-sin-reglas-12

Mas tarde un paseo fotográfico por las calles madrileñas, nos hizo descubrir sitios geniales que quizás diariamente pasan desapercibidos, y nos hizo comprobar, que en la mayoría de los casos, la lengua nos pierde, y se nos olvida la cámara por completo.

Llegados a este punto, y para no extenderme hasta el infinito y mas allá, porque la verdad creo que ya voy sobrada, para una crónica perfecta de lo que allí ocurrió, pasaros por el blog OnceaDay, que Ana lo cuenta de 10 en un post precioso.

Y bueno, en definitiva con un desayuno delicioso y un paseo fotográfico genial pasamos un día fantástico y difícil de olvidar ( vaya, estoy en plan trovador total)

Una vez llegamos a la meta, El Retiro, nos hicimos la foto finish, y creamos un logo molón para el recuerdo, tocaba las triste despedida…pero allí quedamos algunas que no nos echaban ni con agua caliente, así que, así en plan bucólico, hicimos un picnic improvisado en el cespecito del Retiro. Dejando a un lado el tiempo que tuvimos que esperar para que nos lo prepararan, he de decir que lo del picnic moló un montón…parecía que estuviese preparado…la temperatura era perfecta, el lugar inmejorable y las hojas otoñales caían de los arboles sobre el mantelito de cuadros…un ratito para repetir.

alt-21-dias-sin-reglas-11

Y bueno, esto no puede ser…me enrollo como una persiana…así que dado que la semana que viene tenemos, a l@s ganadores del sorteo que se llevarán los regalitos de maramco, fotos ganadoras de los 21 días junto al nuevo reto, y alguna que otra sorpresilla más, que no os voy a desvelar todavía, he pensado que mejor os termino de contar el finde ese día, y así remato el post, para que quede redondo…

No me faltéis ¡¡eh!! Que paso lista.

Entrada anterior Entrada siguiente

Puede que también le interese...

Sin comentarios

Dejar una respuesta