Navegación por categoría

miscelánea

alt-diy-calendario-de-adviento-3
miscelánea

DIY – Calendario de adviento

¿Aún no has hecho tu calendario de adviento?

Bueno, no te preocupes, todavía tienes tiempo…mírame a mí, apurando hasta el último minuto. Si eres de l@s mí@s, es decir, de l@s que anda siempre corriendo y, aún así, no llegas a nada, me entenderás perfectamente, por eso, siempre intento que mis manualidades sean bonitas y fáciles.

Por cierto, ¿conoces la procedencia de esta tradición? Pues verás, este tipo de calendario, no es más que la cuenta atrás hasta la Navidad (desde el día 1 hasta el 24 de Diciembre), proviene de Alemania y se remonta a finales del s.XIX. Originariamente, los niños encendían una vela cada día, durante el periodo de adviento. Las familias mas humildes, simplemente pintaban 24 lineas junto a la puerta, y los niños cada día, podían borrar una, hasta que llegara Nochebuena. Contrariamente, los niños de las familias mas ricas, recibían golosinas. A principios del siglo XX, salió el primer calendario impreso, y en 1920, se puso a la venta el primero con ventanitas, tras las que se escondían diferentes imágenes. Mas tarde estas cajitas o ventanillas se fueron llenando de golosinas, hasta llegar a la actualidad, en la que esta tradición se ha extendido por toda Europa, y de la que podemos encontrar múltiples versiones.

Comprados o hechos a mano, lo que si esta claro, es que es una preciosa tradición, sobre todo para l@s niñ@s (o también para las que nos sentimos como niñas), que hace, que se viva con especial ilusión, la espera hasta la Navidad. Seguir leyendo


alt-boniato-asado-9
miscelánea

Boniato asado a las finas hierbas

Desde siempre, el boniato para mi, es señal de la llegada del otoño. Recuerdo ese primer día en el que, a la vuelta del “cole”, mi casa olía a boniato asado…inspiraba fuerte y pensaba; ya estamos en otoño. A este hecho, le sucedía la puesta de la falda camilla, las castañas asadas y una sensación melancólica, al ver los primeros anuncios de perfumes en la tele, indicativo de que pronto, llegaría la Navidad. Por todo esto, no es de extrañar que considere al boniato, el alimento otoñal por excelencia.

Pero en esta ocasión, dejaré el placer de las tradiciones, para cuando vaya a casa de mi madre y me invite a comer un boniato asado, sentada en el brasero y arropada con la falda camilla. Esta vez, he querido darle un giro a la forma tradicional de comer este tubérculo y, aunque igualmente asado, el final de este plato ha quedado quizás, con un toque más sorprendente. Te cuento como lo he hecho. Seguir leyendo


IMG_9047-2
miscelánea

Solución para los antojos; Mug Cakes de chocolate y café

La verdad, es que soy muy de antojos y además, a horas intempestivas, así que cuando descubrí que se habían puesto de moda estos bizcochitos, vi el cielo abierto. Aunque he de decir, que soy más de salado que de dulce, hay veces que siento un deseo irrefrenable por comer algo azucarado, y sobre todo chocolate, así que esto, unido a la rapidez de preparación, ha hecho de los mug cakes, uno de mis dulces favoritos.

Aún recuerdo la cara de asombro de Dani, la primera vez que, en el descanso de una película, me levanté un momento a la cocina y volví con un bizcocho recién hecho -los ojos se le salían- además, como está acostumbrado al sonido del microondas, debido a los mil cafés que me preparo al día, tampoco le extrañó mucho, oírlo a la 1 de la madrugada. Seguir leyendo