alt-21-dias-de-rutinas-1
#reto21diasdefotografia, Fotografía, Inspiración, Lifestyle

21 días de rutinas – Parte I

¿Como ha ido la vuelta a la vida real? ¿Habéis tenido síndrome postvacacional?

Venga confesad, lo estabais deseando. No voy a negar que las Navidades me encantan, y que las disfruto muchísimo y, aunque me da mucha penita cuando recojo el árbol, tengo que admitir, que dentro de mi, hay algo que me pide a gritos volver a la rutina. No sé si os pasa también a vosotr@s, pero yo, como norma general, soy mucho más productiva, eficiente y creativa cuando mantengo una vida ordenada.

alt-21-dias-de-rutinas-1

alt-21-dias-de-rutinas-2

¿¿No os ha pasado nunca, que os pilláis una semanita de vacaciones, en la que os planteáis mil cosas para hacer, y pasa la semana, y no os ha dado tiempo a hacer nada?? A mi me pasa muchísimo. Es como si la falta de horarios establecidos, pautas inamovibles y rutinas, me hiciera desordenarme por completo. Es como si fuese mucho más sencillo, rellenar huecos…por ejemplo; “entre la salida del trabajo y la hora de entrada a un curso, tengo que ir a comprar”…o en un mensaje de whatsapp; “nena, tengo una horita libre, de 6 a 7…te hace un cafelito??”, es decir, me resulta mucho más fácil cuando mi vida es como un puzzle empezado, en el que ya están puestas muchas piezas, y yo solo tengo que poner las que faltan.

Sí, es cierto, de esta manera, me llevo todo el día corriendo, pero es un ajetreo que no me molesta, sé lo que tengo que hacer, y lo hago…es un cansancio físico al final del día, pero no mental. Mi problema es cuando el puzzle lo tengo que empezar yo desde cero, ahí es cuando me convierto en una persona ineficaz y desastrosa. Siempre he dicho que trabajo mejor bajo presión, y es precisamente por eso, porque me desarrollo mejor dentro de unos marcos establecidos.

alt-21-dias-de-rutinas-3

alt-21-dias-de-rutinas-4

Una cosa muy típica en mi, es la impuntualidad, cualquiera que me conozca y me padezca, sabe que no miento, y es por esto mismo, porque no soy capaz de imponerme una hora para empezar a arreglarme. Estoy todo el rato… “ahora empiezo…me da tiempo…en cinco minutos empiezo…voy bien de tiempo….me tomo el café y empiezo….” y de repente…MADRE!!! llego tarde. En ese instante, me convierto en una bala y soy capaz de arreglarme y llegar al sitio en 10 minutos, pero solo cuando he sentido la presión del tiempo.

alt-21-dias-de-rutinas-5

Por eso, aunque suene fatal, necesito las rutinas para vivir, necesito un orden, una disciplina y unos hábitos…porque de no ser así, me siento como si mi vida fuera caótica, confusa y desordenada. Diría incluso, que los momentos de ocio, los disfruto mucho más cuando están dentro de esos márgenes …ese cafelito rápido, esa cervecita al salir del trabajo, la media hora del desayuno, los veinte minutillos se siesta, el ansiado domingo…

Y de la misma manera que necesito un orden de vida, necesito un orden en casa…y ahora, todos los que me conozcáis estaréis diciendo, “si claro ¿¡orden tú!?”, porque sí, soy extremadamente desordenada, muchísimo…diría que soy un auténtico desastre pero, aunque suene contradictorio, el desorden me pone muy nerviosa, me desequilibra mucho, además, me resulta paralizante, es decir, lo veo, me agobio, pero no soy capaz de hacer nada por remediarlo. Pasan los días, el desorden cada vez es mayor (porque el desorden llama al desorden) mi agobio también es mayor…hasta que, de repente, me da un parraque y me pongo a ordenar como una loca. Cajas, letreritos, la ropa perfectamente doblada y perfilada, todo limpio como una patena…y mi cuerpo hace, ahhhhh!!!ahora sí. Pero claro, como necesito siempre a un pastor que me lleve de nuevo al redil, en cuanto pasan unos días, y dejo la primera prenda encima del bidé, PUM!!! ahí se desata el BIG BEN y vuelta a empezar. Creo sinceramente que no tengo remedio, que esto no se cura, y que está impregnado en lo más profundo de mis genes.

alt-21-dias-de-rutinas-6

Pero bueno, que no se diga que no le pongo empeño, de esta semana no pasa que me compre el libro de la gurú del orden Marie Kondo. Algunas de las cosas que recomienda en su libro, “La magia del orden” lo he hecho cientos de veces, y vuelvo a caer en el desorden, por eso, creo que tiene que haber algún secretillo oculto que me falta (aunque sinceramente pienso, que el problema radica en mantener el orden) así que, ya os contaré cuando me ponga a ello.

21-dias-de-rutinas-7

Mientras tanto, seguiré disfrutando de mis rutinas…y de las vuestras, claro.

Entrada anterior Entrada siguiente

Puede que también le interese...

Sin comentarios

Dejar una respuesta