alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -1
#reto21diasdefotografia, Fotografía, Inspiración, Lifestyle

21 días fotografiando lo feo – Parte I

Como sabéis, la semana pasada, estuve en Oviedo para asistir al evento blogger del año, Bloggever, en el que junto con mi compi y amiga Bea (camparinagreen), fui como fotógrafa. Os lo he ido contando por las redes sociales, pero solo por encima…ya me vais conociendo, y sabéis que me gusta enredarme en mis historias, así que hoy empieza la saga…voy a contaros, en condiciones, mi experiencia Bloggever, extendiéndome como se merece, porque aquí, hay mucha plancha…empezaré por el principio…

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -1

El universo empezó a mandarme señales de que mis viajes no irían bien, bien temprano, y además, bien clarito, nada de mensajes subliminales…el viernes por la mañana empezaba mi viaje hacia el norte…yo, como siempre, intenté dejarlo todo listo el jueves, cosa que, obviamente, no conseguí, por lo que me llevé despierta, ultimando detalles, hasta las 2 de la mañana…una hora medianamente aceptable, si no fuera porque me tenía que despertar a las 5…sí, tan solo tres míseras horas de sueño me esperaban por delante, las cuales, con los nervios de “Lucía por Dios, no te vayas a quedar dormida” se redujeron a, cabezadas varias.

Cuando sonó el despertador, me levante de la cama, como el resorte de una trampa de ratones y, sin saber muy bien por qué, sentí como mi espíritu se alejó de mi cuerpo, vamos, que me desplomé…creo que la tensión se me bajó a 0…sudores fríos, mareo y la fatiguita de la muerte, solo aguantada por los dientes bien apretados…me tumbé en el sofá dispuesta a morir, mientras Kinta contribuía a ello, saltando sobre mi estómago…al ver que el tiempo pasaba, que llegaba la hora en la que yo tenía que salir camino a Sevilla, y que mi cuerpo no remontaba, ni tenía intención de hacerlo, decidí llamar al Rubio para que me socorriera (pobre mío)…en aquel momento de muerte en vida, por mi mente pasaban mil cosas, la principal…¿¡¿¡COMO LLEGO A SEVILLA para coger el tren?!?! Solo con incorporarme notaba que perdía la conciencia, y los minutos pasaban, y la hora de salida del tren se acercaba, así que, decidí que lo mejor era que pasara lo que tuviera que pasar…así que, dejé de apretar los dientes y, efectivamente, sucedió…agarré el water con amor, y allí que fue todo.

Un poco menos muerta, que no repuesta, me colé un vaquero, me cogí un roete en el pelo mojado de la noche anterior ( bueno, de hacía un rato) y salí corriendo rumbo a Sevilla, rezando para que no hubiera atascos. El universo nuevamente me puteó, no con la clásica retención a la entrada de Sevilla, sino con más de la mitad del camino, inundado por una niebla tan densa, que no veía a más de un palmo del morro del coche…entonces, medio moribunda que iba, con la niebla de la muerte y ciega que soy, hice un viajecito que para mí se queda. Conforme me acercaba a mi destino, empezaron a suceder cosas buenas, si por buenas consideramos el que consiguiera llegar a la estación, a pesar de llevar el coche en reserva desde hacía no se cuanto tiempo, y encontrar un aparcamiento a la primera al entrar en la estación de Santa Justa…menos mal…

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -2

Tiré literalmente el coche en ese primer sitio que vi, y me lancé a correr…conseguí sentarme en el tren 4 minutos antes de la hora de salida…bufffff, por los pelos….me senté en mi asiento, y me puse a dormitar.

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -3

Al llegar a Madrid, me compré algunos víveres, por recomendación de mi querida Moli, para ver si me reponía un poco, del momento muerte…dos paquetitos, y digo bien, paquetitos de patatas Ruffles al jamón y una botella pequeña de Aquarius…¡¡¡¡7 PAVAZOS!!! madre mía, ¿¡¿¡ a cuanto sale la patata ?!?!? pero bueno, al menos, cumplieron con su misión y fui mejorando poco a poco…me quedaban 5 horas y media de viaje hasta Gijón…dormí un poco, envié algunos e-mails, puse al día redes sociales y cuando me di cuenta, estaba en León…todo genial, si no fuera porque el tren decidió empezar a ir marcha atrás…al principio todo fue bien, pero llegó un momento en el que empecé a encontrarme, no mal, sino menos bien, así que lo achaqué a mi falta de alimentación, por lo que fui a la cafetería para comprar algo de comer…un sandwich y un café ¡¡¡¡7 PAVAZOS!!!! ¿¡¿esto que es, precio estándar para todo lo que compres?!?! ¿¡¿tarifa plana?!?! Bueno, obviando esto, me puse a comer en mi asiento, muy despacito y, al llegar a la corteza del primer triangulito, mi estómago me avisó de que algo malo sucedería si seguía comiendo, así que paré…una hora antes de llegar a mi destino, decidí tomarme el cafelito que tenía sobre la mesa, enfriándose, pero paradójicamente, al acercármelo a la nariz, mi estomago me comunicó que había pasado la linea roja, que ya no había marcha atrás, y que quisiera yo o no, sucedería lo inevitable…yo soy rebelde per se, así que, pegué la nuca al respaldo del asiento, y apreté fuerte los dientes, mientras me iba poniendo amarillita…la cosa fue empeorando por momentos, y conforme me acercaba a la estación, dudaba muy mucho, si podría levantarme del asiento sin dar todo el pastelazo allí delante de todo el mundo…el tren paró, y prácticamente reptando, y sin saber como, conseguí bajarme.

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -4

En la estación, iba a achuchar por primera vez a mi camparinagreen, era como encontrarse por primera vez con un ciber novio, y yo iba con la cara verde pantone cólico nefrítico, y con el roete que me cogí a las 6 de la mañana, hecho una maraña, como el de una parturienta tras 12 horas de sufrimiento, en fin, estaba en todo mi esplendor…al bajarme del tren, el frío invernal norteño cortó el vómito momentáneamente, para darme un respiro y permitirme llegar hasta el coche sin dar el espectáculo…caminé por el anden, y al fondo la vi…mi rubia favorita me esperaba sonriente y dando saltos de alegría…nos encontramos, achuchamos y requetemirarnos…ains que guay, por fin estaba con mi rubita loca…yo tenía emoción y “apretadero” de dientes casi al 50 por ciento, más que nada por evitar males mayores.

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -5

Teníamos previsto acercarnos a Oviedo para hacer un mandadillo, y de paso, acercarnos al Palacio de Congresos, para echar una ojeada y tenerlo todo listo para el día siguiente, pero tras hacer una leve parada en el camino, para recoger unas cosillas, Bea me miró, ahí tirada en el coche, hiperventilando, y apretando los dientes como si fuera un perro de presa y me dijo… “amor, te llevo mejor a casa, ¿no?” …yo asentí, poniendo los ojitos en blanco y allá que nos fuimos…pero el fatal desenlace se acercaba, bueno mas bien, era inminente, así que, después de que Bea subiera todo el equipaje, para que yo solo tuviera que subir mi malogrado cuerpo, vino a por mí, con mucho cariño, para ayudarme a levantarme… “vamos, que ya está todo arriba…vamos despacito” a lo que yo respondí, con voz de ultratumba… “tráeme una bolsa”….siiii, que fuerte lo mío, tráeme un bolsa dije…madre mía…y allí que vino la pobre mía con una bolsa, para dar pistoletazo de salida a lo que llevaba horas queriendo suceder…llegó el fatal desenlace…nada más incorporarme eché los 7 pavazos de sandwich, cual borracha adolescente, después de venir de un after…

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -7

…subí a casa, me tiré en una cama y me dejé caer en los brazos de Morfeo…no sé cuanto tiempo me llevé dormida, pero al despertar, quedaba mi segunda desvirtualización…mi querida Moli ( oli&moli ) entraba por la puerta, y me encontraba en mi mejor momento…la emoción de estar las tres y las ganas de hablar, dopó mi cuerpo, y allí, en el dormitorio, sentadas sobre la cama, nos atropellábamos unas a las otras para hablar, como si estuviera con amigas de toooooda la vida…las conversaciones se solapaban y nos faltaban horas…

alt-21-dias-fotografiando-lo-feo -6

Mi suplicio no había terminado…todavía me quedaba una nueva conversación con Roca, para echar media Coca-Cola que me bebí a pequeños sorbos…de hecho, esta vorágine de malestar, se detuvo, porque a las 11 de la noche, me chuté un Primperán, que me salvó la vida, o al menos, la noche.

Y hasta aquí, mis primeras horas en el norte, y la primera parte de mi experiencia Bloggever…como habéis visto, la cosa no empezó muy bien, pero tranquilidad, que el asunto mejora…siento mucho si os he aburrido, pero mi viaje fue un periplo, y tenía que contarlo…ya sabéis que me enredo como una mala cosa, jajjaja…

…continuará…

Entrada anterior Entrada siguiente

Puede que también le interese...

1 Comentario

  • Responder Oli&Moli 12 junio, 2016 a 23:56

    Vamos por la primera vomitona,no? Todavía queda si….

  • Dejar una respuesta